ése momento en el que notas qué en Japón se compra leche muy diferente a la nuestra.